04 diciembre 2009

Huella de vida

Dante Alejandro Velázquez, el de Lagos, el príncipe poeta de mis versos, ahora es un orgulloso padre de familia. La huella de vida que deja a través de esta vida es sencillamente: una niña hermosa. Bien pueda tener miles de reconocimientos, trofeos, premios, libros, en donde yo puedo asegurar que no duelen lo mismo; ahora con esta experiencia pasada, estoy totalmente segura que no tiene punto de comparación.
El ser humano es sensible y racional por naturaleza. No puede compararse con el libro que no razona y mucho menos tiene sensibilidad. Qué importan los desvelos continuos, los minuciosos cuidados y enfrentar el miedo ante el reto de guíar a una persona a ser persona y hacerlo bien. Alguien te recordará.
El tiempo estático es el peor enemigo de hombre. Hay que fluir como el agua, consumirse como el fuego y vivir a plenitud cada momento.
El tiempo te ayuda a recoger aromas, colores, cosas, amigos, experiencias y amores. Si eres un dador benévolo disfrutarás de todo lo que te rodea.








4 comentarios:

alexco dijo...

Muero por tener a bella nena mariposa entre mis brazos mi Bero!!! Felicidades. A mi compadre Dante Tocallo un fuerte abrazo. Salúdame a tu otro chamaco, ojalá áún me recuerde! Va mi deseo de bienaventuranza para toda tu familia mi recordada amiga! aco

Berónica Palacios dijo...

Muchas gracias por tu euforia, espero que pronto vengas or estas tierras, te amndo un fuerte abrazo con mucho cariño beropa.

Mercedes Alba Benitez, Marquesa dijo...

Felicidades, tarde pero llegue, a ver a tu bebe, muchos saludos y que hermosa nena tienes, esta preciosa.

beronicapalacios.blogspot.com dijo...

Muchas gracias, Preciosa Mercedes, espero que la conozcas personalmente, te amndo un fuerte abarzo, con cariño beropa.